La vuelta al mundo
en 80 cibercafés

2001
Latinoamérica
Español
2002
Australia y NZ
Español
English
2003-2004
Antártida y Sudamérica
2003: Español 2004: Español
2003: English 2004: English
2005
Asia
Español
English
2006
Asia
Español
English
2007
Asia
Español
2008
África Occidental
Español
2009
Caribe
Español



Página principal

Quién es Carlos

Saludo del Vagamundos

Diario de viajes

Anécdotas de viaje

Dónde está Carlos

Envíale un mensaje

Cibercafés visitados

Premios vagamundos

Vídeos

Álbumes de fotos

Fotos con sonido

Panorámicas virtuales 360º

Fotos panorámicas




Foros

Tablón de anuncios

¿Quieres ser vagamundos?

Enlaces recomendados

Alojamientos recomendados

Lecturas recomendadas

Música recomendada

Viajes recomendados

Guía mundial de cibercafés

Atlas, rutómetro y callejero Geoplaneta

Mapa del web

Recomienda Vagamundos.net a un amigo

Añade con Ctrl+D Vagamundos a tus favoritos

Tus comentarios

Google
Web
Vagamundos

Esta web está diseñada para ser navegada con una resolución de 800x600 puntos.




DIRECTO A »  Mapa del web | Dónde está Carlos | Diarios | Foros | Contacta
Vídeos | Fotos | Fotos con sonido | Panorámicas 360º | Fotos panorámicas

Kaikoura, Napier y la península Coromandel


Un hermoso amanecer en Kaikoura
Después del viaje en tren cruzando los Alpes del Sur entre Christchurch y Greymouth, vuelvo a la carretera para recorrer la costa noreste de la isla sur, hasta Kaikoura, uno de los mejores lugares para avistamiento de ballenas, pero el inminente invierno vuelve a hacer su aparición, y cancelan todas las salidas de barcos por el mal estado de la mar. Cruzo los dedos porque al día siguiente tengo que cruzar en ferry el estrecho que separa las 2 islas, entre Picton y Wellington, y ya pasé la experiencia de quedarme colgado y tener que ir en avión cuando iba hacia el sur. Aunque la decepción por no poder ir a ver las ballenas es grande, Kaikoura es un lugar muy agradable, con una gran colonia de focas, y me levanto al amanecer para visitarla, el sol empieza a despuntar en el horizonte muy temprano, pero lo que prometía ser un hermoso día, en cuestión de minutos torna completamente y comienza a soplar el viento y a llover de abajo arriba, así que decido dar media vuelta.


Un pequeño astillero en Kaikoura
Con la incertidumbre sobre si saldrá o no el ferry, recorro el último tramo de costa entre Kaikoura y Picton; la carretera se va cruzando continuamente con la vía del tren para disputarse quien va más cerca del agua, en un recorrido espectacular. Finalmente llego a Picton, y mi alivio es grande cuando embarcamos en el enorme ferry, y empezamos a navegar haciendo amplias curvas entre las riberas del fiordo que sirve de bahía natural; una vez salimos a mar abierto, la tranquilidad de las aguas en el fiordo se convierte en espuma blanca y batir de olas sobre el grueso casco del barco, y veo que los rostros de la gente empiezan a ponerse blancos o amarillos según los casos, y casi todo el mundo se va al interior. Es entonces cuando más disfruto de esta naturaleza salvaje asomado a la barandilla del barco, con las gaviotas colgando a pocos metros de tí intentando mantener la estabilidad a pesar del fuerte viento, y las montañas de espuma de mar subiendo como fina lluvia por la proa.


La arquitectura Art Decó de Napier
Llegamos a Wellington, dónde solo paro el tiempo suficiente para cambiar de transporte, y dirigirme de nuevo por la costa hasta Napier, la ciudad Art Decó de Nueva Zelanda. Napier fue prácticamente destruida en 1931 por un terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter, y para la reconstrucción, los vecinos votaron que se hicieran en estilo Art Decó, que era el que estaba de moda en la época; si fuera el estilo griego el de moda, seguramente Napier tendría una acrópolis y teatros griegos por doquier. Con la ayuda de arquitectos de Chicago, particularmente Louis Hay, discípulo Frank Lloyd Wright, la ciudad fue rápidamente levantada de sus ruinas, ya que el estilo Art Deco es fácil, barato y sencillo de construir. A pesar de esta artificialidad, Napier es una ciudad muy agradable, y muchos de sus edificios, tanto en sus colores pasteles como en su arquitectura, un ejemplo perfecto de armonía entre diseño y habitabilidad.


Un hermoso contraluz en Coromandel
Sigo mi camino hacia el norte, hacia la península Coromandel, uno de los lugares preferidos por la gente de Auckland para veranear, por su cercanía y porque es un lugar perfecto para navegar sus aguas, protegidas por la isla Great Barrier, y con múltiples bahía, playas y calas donde anclar sus barcos, pero una persistente lluvia empaña (nunca mejor dicho) la visión de la hermosa carretera entre Thames y Whitianga. Al llegar lo único que podemos hacer es refugiarnos en el hostal, porque el diluvio es total; de noche nos quedamos incluso sin luz ni teléfono, lo que me deja sin poder hablar con mis colegas del programa Carretera y Manta de ComRàdio, para actualizar sin andanzas por Nueva Zelanda.


Las playas de Coromandel
El día amanece nublado y muy oscuro, pero al menos no llueve, y me voy a visitar Cathedral Cove y otras zonas costeras, pero me quedo sin poder bañarme en Hotwater Beach, una playa en la que haces una agujero en la arena, y con la marea alta se convierte en un baño caliente por la actividad volcánica, pero el día no invitaba a quitarse el chubasquero, y mucho menos a ponerse el bañador. Con la pena de no haber podido disfrutar plenamente de esta hermosa península, regreso a Auckland, donde haré una breve parada para dirigirme a la punta norte de Nueva Zelanda, la región que vio las primeras invasiones de los europeos, y el nacimiento de una nación tras la firma del tratado entre los maorís y los ingleses.

Si quieres más información sobre Kaikoura (inglés), haz click aquí
Si quieres más información sobre Napier, haz click aquí
Si quieres más información sobre Coromandel (inglés), haz click aquí
Para un recorrido fotográfico de Coromandel, haz click aquí

¡¡Hasta Pronto!!

Desde Auckland, Nueva Zelanda

Publicado: 26/08/2002 11:34

Hostelsclub.com
Seleccione un país
Seleccione una ciudad
Fecha de llegada
Número de noches
Moneda


Jornada anteriorSiguiente jornada


Sin publicidad Vagamundos no podría ofrecerte gratis sus experiencias viajeras. Haz click en nuestro patrocinador


© Vagamundos.net, 2000-2002 • Contacto

tarsis.net:
Servicios Internet
para empresas Producción, diseño y
patrocinio tecnológico
para Vagamundos.net



Webs Vagadamia


Patrocinadores


Proveedores








Colaboradores




























Campañas